12 oct. 2009

The Hills Run Red






Pensábamos que iba a ser el mejor slasher, pero por desgracia estábamos equivocados.

No deja de sorprenderme que siendo una idea tan buena sobre el papel, tengamos un resultado como este en la pantalla. Veamos por qué.

La historia nos cuenta como Tyler, un apasionado del cine de terror, comienza la búsqueda de un extraño film de los 80 llamado "The Hills Run Red", que según cuenta la leyenda fué prohibido poco tiempo después de su lanzamiento debido a su brutalidad. A día de hoy, todos las personas relacionadas con el film han desaparecido misteriosamente.

Sin embargo, Tyler descubre el paradero de la hija del director, una stripper llamada Alexa, y junto con sus amigos irá a buscarla para rodar un documental amateur sobre la verdad de esta historia.

Todo bien hasta ahí, por primera vez en mucho tiempo vemos personajes con cierto relieve y no meros maniquies de plástico. Una trama interesante y escenas subidas de tono a cargo de Sophie Monk.

Por desgracia, tras un arranque prometedor vamos a caer en el tedio, y es que cuando comienza la verdadera carniceria, el espectador conoce el final a la legua y lo mas irritante quizá, sea que durante la última mitad de la pelicula asistiremos a una extensa e innecesaria explicación de los hechos. Es una lástima poorque había potencial por todos lados para hacer algo grande pero se queda en un slasher del montón, y van...

El psicópata de The Hills run Red es conocido como Babyface, y la verdad es que tiene su carisma y todo. Ya sabeis cómo se hace, mole gigantesca, rostro deforme y máscara inquietante (en este caso del muñeco de un bebé, de ahí su nombre) las muertes son decentes y aunque me encantaría volver a verle en una secuela (de mayor calidad, espero) debido al "exito" de esta primera parte mucho me temo que nos quedaremos con las ganas.

En suma, decepcionante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario